Yo confió en Venezuela

,A mi querida Venezuela

Que si soy o no soy indiferente, es una duda que claramente puedo responderte. Claro que me duele como muere mi gente, como los sueños fallecen y en ocasiones no puedo hacer nada más que sentirme impotente. Sin embargo creo en el poder de la fe y de mi mente, asumo la batalla como mejor me parece, equivocado o no, hago lo que dicta mi corazón, es confiar en Venezuela y en que viene un futuro mejor.

Hay quienes preguntan si: ¿se puede esperar algo mejor?, que esto mejore y que exista realmente alguien con una solución… para mí, ESTÁ AHÍ EL ERROR, esperar ese alguien es la peor solución, el cambio viene de mejorar el pensamiento, debe ser enfocado en el amor.

Cliché o no, es la absoluta solución, quien ama no es mezquino ni tiene mala intención. Si el país está así, es porque así lo hemos inundado, somos responsables de no culturizarnos, aquí no existen los pensamientos desinteresados, abunda la codicia que destruye este país en cada paso.

Entonces, propongo abrir la mente, tomar el país en nuestros brazos y eso es trabajando fuerte. Ser eficiente, promulgar el amor y el respeto a los derechos de toda mi gente… Luchar contra la tiranía ES NECESARIO, en cada rincón del país así sea a cortos pasos.

La maldad no es eterna, nosotros podemos vencerla.

No vendamos la conciencia aun con tanta hambre, la tiranía te quita el hueso para luego con otra migaja tentarte. ¿De verdad lo vale? Vender el futuro de tu tierra y de cada uno de tus familiares… Trabajar duro y reconstruir esta tierra, eso sí lo vale.

Los que no aman están perdidos, los que promulgan la falta de valores están perdidos, los que no respetan a esta hermosa tierra están perdidos, así lo escribirá la historia, porque los que amamos somos más, los que queremos ver a nuestras familias regresar, somos más.

Entonces, parte de la lucha es amar y enseñar amar, parte de la lucha en concientizar, es mostrar la verdad y ser realistas de lo que va pasar si seguimos apoyando cualquier minino acto de impunidad, esta es mi lucha y quiero calar en la mente de todos que la solución es amar.

Benildo Rodríguez